Después de años trabajando con decenas de personas que padecen miedo a conducir, he llegado a la conclusión de que su consideración como una fobia simple o específica de carácter situacional (según los manuales de diagnóstico) es cuando menos bastante limitada.

Considero que, además de que el problema se muestra de forma muy variable entre las diferentes personas que lo padecen, la complejidad e intrincación de sus factores me hacen considerar la fobia a conducir como un problema bastante complejo sugiriendo su separación del resto de fobias, al igual que ocurre por ejemplo con la fobia social.

Miedo alrededor de la conducción: Más allá de la Amaxofobia Comenzando con el nombre que se ha venido utilizando para designar al problema: Amaxofobia. Etimológicamente hablando, esta palabra designa específicamente miedo al vehículo (amaxo=carro) y no al acto en sí de la conducción. Si quisiéramos hilar fino, los nombres por los que podríamos pasar estarían cerca de Hodofobia (hodo= camino o carretera) que se refiere al miedo a viajar; o Autofobia, intentando mezclar parte de auto-móvil con fobia pero que no sería válido ya que este término se refiere al miedo a estar solo; incluso ampliando esta opción podríamos llegar a Autoautofobia, pero nos quedaríamos en miedo a estar solo en un auto.  En inglés no se complican mucho y en lugar de buscar el tecnicismo, lo llaman Miedo a conducir (fear of driving) y quizá debiéramos aplicarnos el cuento. 

Además del propio miedo al acto de conducir, muchas personas señalan miedos hacia:

- Los demás conductores: el peligro que representan los demás conductores a la hora de poder ponernos en situaciones de riesgo, como las colisiones por detrás hacia las que muchos conductores quedan sensibilizados sobre todo después de un accidente.
 
- Las condiciones climatológicas: que pueden perjudicar a la conducción como las lluvias, tormentas, nieve o niebla.
 
- Alturas: el tránsito por pasos elevados como altos viaductos o puentes o la circulación por carreteras de montaña en las que se perciba una alta caída; ello puede aparecer en personas que padecen vértigo o acrofobia (fobia a las alturas).
 
- Velocidad: la elevación de la velocidad que genera sensaciones de pérdida de control (generalmente la circulación en vías rápidas y autovías donde se alcanzan velocidades por encima de 100 km/ hora). Al igual que podrían aparecer sensaciones de visión borrosa.
 
- Rampas o giros: la circulación sobre cuestas de subida o bajada donde la persona percibe que el vehículo podría caer sin control o giros hacia izquierda o derecha donde el conductor siente que el vehículo se puede ir.
 
- Túneles: el paso por túneles largos en los que no se ve la salida,  que podría combinar con las sensaciones de claustrofobia.
 
- Noches: la conducción nocturna, en la que muchas personas perciben que su visibilidad se vuelve más dificultosa y que también puede interaccionar con el miedo, generalmente de origen infantil, hacia la oscuridad.
 
- Hipocondría: miedo a que durante la conducción la persona padezca las reacciones exageradas de su propio cuerpo y sus posibles consecuencias si éstas aumentan. Debido a que el cuerpo tiende hacia la hiperactivación fisiológica cuando nos sentimos en peligro y que estas sensaciones pueden quedar asociadas a la conducción, la persona puede llegar a temer que si su cuerpo sobrerreacciona podría perder el conocimiento o sufrir un ataque al corazón con las consiguientes consecuencias catastróficas.
 
- Pasajero: el miedo simplemente a circular como copiloto o pasajero, incluso en vehículos grandes como autobuses por haber desarrollado una preocupación excesiva hacia la circulación por carretera, a veces a raíz de accidentes.
 
- Vías sin escape: muchas personas que desarrollan este miedo, tienden a evitar carreteras en las que no tengan posibilidad de escape en cualquier momento por la velocidad que se alcanza, como las autovías, o evitar carreteras que no dispongan de un arcén suficientemente amplio para parar, llegando a darse casos en los que la persona "estudia" las carreteras antes de circular por ellas.
 
- El qué dirán: cuando la persona padece miedo a que se la cale el coche o a ir demasiado lento siendo un estorbo, le pueden surgir este tipo de ideas. Quizá tenga que ver con haber observado a personas cercanas que durante la conducción increpan a los demás y estas acciones se extrapolan a que todos los conductores puedan reaccionar así ante sus dificultades.
 
- Dificultades con el acompañante: a colación del punto anterior, muchas personas buscan en familiares o amigos la ayuda necesaria para afrontar sus dificultades en la conducción o el aprendizaje de la misma, pero partiendo de los/las profesores/as que utilizan tonos exigentes o extremadamente críticos así como las personas de referencia (parejas, padres,etc.) que increpan debido al estado de nervios que les supone intentar ayudar al que no sabe, puede que generen una extrema sensibilidad a la crítica.
 
- Generar daño a otras personas: Por un lado, podría ser hacia personas que viajan con ellos, sobre todo si estos son dependientes como los hijos, de esta forma, hay personas que prefieren viajar solas para no poner en riesgo a sus seres queridos. Por otro lado, estaría el miedo a hacer daño a otras personas (peatones, otros conductores...) como consecuencia de un despiste o fallo en la conducción
 
Quizá existan algunas situaciones más alrededor de la conducción que pueden perjudicar a las personas que conducen o viajan en vehículos, pero con lo señalado arriba, considero que son ejemplos más que suficientes para reiterar mi opinión de que el miedo hacia lo relacionado con la conducción es un problema bastante complejo y puede que necesite de un abordaje profesional personalizado para su posible afrontamiento y superación.
 

Autor: Ignacio Calvo
Psicólogo Colegiado M-17.577
Creative Commons License
Miedo alrededor de la conducción: Más allá de la Amaxofobia by Ignacio Calvo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (59 Votes)

Esta página web usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Política de Cookies