7 actividades mentales diarias esenciales para optimizar el cerebro y crear bienestar:

 
  • Tiempo de focalización: cuando nos focalizamos atentamente en tareas de forma intencionada, nos hacemos cargo de desafíos que generan profundas conexiones en nuestro cerebro.

  • Tiempo de juego: cuando nos permitimos ser espontáneos y creativos, disfrutando alegremente de nuevas experiencias, ayudamos a nuestro cerebro a generar nuevas conexiones.

  • Tiempo de conexión: cuando conectamos con otras personas, preferiblemente en persona, y nos tomamos tiempo para apreciar nuestra conexión con el mundo natural que nos rodea, activamos y reforzamos el circuito relacional del cerebro.

  • Tiempo de ejercicio físico: cuando movemos nuestros cuerpos, de forma aeróbica a ser posible, reforzamos nuestro cerebro de varias formas.

  • Tiempo de Interocepción: cuando nos observamos hacia dentro con calma, focalizándonos en las sensaciones, imágenes, sentimientos y pensamientos, ayudamos a una mejor integración de nuestro cerebro.

  • Tiempo de “descanso”: cuando no estamos focalizados en ninguna meta específica, y permitimos a nuestra mente vagar o simplemente descansar, ayudamos a que nuestro cerebro se recargue.

  • Tiempo de sueño: cuando le damos a nuestro cerebro el descanso que necesita, consolidamos el aprendizaje y recuerdo de las experiencias del día.

 

Al igual que conocemos la famosa pirámide alimenticia, en la que se reparten los alimentos esenciales en función de nuestra salud, el Dr. Dan Siegel ha creado un plato de ingredientes necesarios para contar con una mente saludable y optimizar nuestro cerebro.  Nuestra mente, como proceso autoorganizado que emerge de nuestro cuerpo y se comparte en nuestra relaciones, necesita de especial cuidado para poderse mantener de forma saludable. No sólo puede verse afectada por situaciones difíciles como el hambre, la pobreza, los desastres naturales o las guerras, en nuestras sociedades occidentales, donde a priori los ambientes son más estables, nuestra mente puede verse sobrepasada por las circunstancias externas generando un alto sentimiento de soledad que limita la conexión profunda con los demás. El alto nivel de exigencia junto con la multiactividad a la que sometemos a nuestra atención, conlleva que nuestra mente se vea abrumada por el nivel de estrés lo que la aleja de una posición que pudiéramos considerar saludable.

Desde la perspectiva de la neurobiología interpersonal, la posición saludable de nuestra mente está basada en el concepto de la Integración (vinculación de diferentes componentes de un sistema). Entre los diferentes dominios de integración se encontraría por ejemplo la conexión de áreas primarias y secundarias del cerebro, la conexión interhemisferial o la integración de las diferentes memorias implícitas o explícitas, por ejemplo. Pero desde esta perspectiva, cómo podemos utilizar la focalización de la atención de cara a mantener una mente más saludable?

Para ello, Dan Siegel y David Rock han creado el "plato de la mente saludable", que conlleva los elementos arriba mencionados. Este "plato" conlleva la realización de siete actividades diarias necesarias para optimizar la salud mental. Estas actividades suponen los "nutrientes" que el cerebro y las relaciones necesitan para optimizar sus funciones. Realizando estas actividades, promovemos la integración, desarrollando un mayor equilibrio y coordinación en el cerebro. Estas actividades esenciales fortalecen las redes neuronales del cerebro así como nuestras relaciones con las otras personas y el mundo a nuestro alrededor.

No se establecen tiempos concretos para la realización de las actividades, ya que debemos ser flexibles en función de las necesidades que tengamos en el día a día. Lo importante es contemplar la necesidad de ofrecernos un poco de tiempo en cada una, de forma diaria, potenciando aquellas que veamos más esenciales para ese día. No se trata de que dediquemos un tiempo excesivo a cada actividad, sino que la clave está en el equilibrio que nos ofrezcamos a través de estas actividades esenciales con la intención de que nuestro bienestar mental se base en fortalecer las conexiones de nuestro cerebro y reforzar la conexión con los demás como parte determinante de nuestro cerebro social. Variando los focos de atención entre las diferentes actividades, damos la oportunidad a nuestro cerebro de que se desarrolle en múltiples vías.

Como cualquier dieta, lo importante es que la equilibremos bien a lo largo de los días, pudiendo realizar diferentes tipos de combinaciones de ingredientes. Al igual que tratamos de comer bien, necesitamos optar por actividades que nos brinden bienestar mental. La práctica de las actividades de este plato, nos ayudará a fortalecer a nuestro cerebro, gozando de una mayor capacidad de adaptarnos a lo cambiante de nuestras vidas y usando los focos de atención que nos brinda nuestra consciencia, como anclajes en los que fortalecer nuestra salud mental.

 


Artículo basado en: https://www.drdansiegel.com/resources/healthy_mind_platter/ The Healthy Mind Platter was created by Dr. Daniel J. Siegel, Executive Director of the Mindsight Institute and Clinical Professor at the UCLA School of Medicine in collaboration with Dr. David Rock, Executive Director of the NeuroLeadership Institute.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Esta página web usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Política de Cookies